EL PERJUICIO DE LOS RADICALES LIBRES

Los radicales libres son moléculas que nuestro organismo produce y que, en ciertas cantidades y bajo “el control” de los antioxidantes, permiten defendernos de la acción de virus y bacterias, protegiendo nuestra salud. Varias razones como por ejemplo la exposición al humo de cigarrillos (propios o ajenos), la contaminación ambiental, es estress, algunos medicamentos, el consumo de pesticidas a traves de ciertos alimentos, el exceso de grasas saturadas (de origen animal) y los aceites cocidos (en frituras o salteados) pueden generar una cantidad mayor de radicales libres que la necesaria y estos,“fuera de control” atacan entonces nuestras células, dañandolas y convirtiendolas a su vez en nuevos radicales libres, produciendose una reacción en cadena.


Al dañar las celulas de nuestra piel provocan su envejecimiento, ya que esta se torna seca y arrugada, y al dañar a los glóbulos blancos van debilitando nuestro sistema inmunológico.


Pueden producir degeneración de tejidos, contribuyendo al desarrollo de tumores benignos o malignos como el cancer de mama, de útero, estómago, pulmón y prostata, y de enfermedades relacionadas como el mal de Alzheimer y la artritis


Los antioxidantes, en cambio, son sustancias que nos ayudan a neutralizar radicales libres, protegiendo de este modo a nuestras celulas, contribuyendo a mejorar nuestras defensas, y retrasando el proceso de envejecimiento cutaneo. Forman parte de nuestra protección contra el cancer y las enfermedades cardíacas ya que protegen las paredes de las arterias, mejorando nuestra calidad de vida.

 

Aunque intentan vender la idea que los radicales libres son el peor enemigo de la juventud y la belleza, esto no es del todo cierto. Si el cuerpo los fabrica es porque realmente los necesita. Ellos juegan un papel muy importante en los mecanismos inmunitarios, ya que permiten luchar contra bacterias y virus. Además, intervienen en los procesos de producción de energía. Pero es su producción en exceso lo que los convierte en un verdadero peligro para el organismo, provocando una degradación progresiva de las paredes celulares. Este fenómeno se conoce como "estrés oxidativo".

En una de las partes donde más se manifiesta es en la piel, provocando un envejecimiento prematuro. Ello es debido a que los radicales libres tienen efectos nefastos sobre el colágeno, la proteína que ayuda a mantener la firmeza y la elasticidad de la piel. El resultado es resequedad, falta de elasticidad y aparición temprana de arrugas y líneas de expresión.

 

Es importante por lo tanto,llevar una vida sana,deporte moderado y alimentacion saludable