Lesiones de la piel producidas durante el verano :

La Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) recuerda la necesidad de revisar las lesiones de la piel que se puedan haber producido tras el verano con el objetivo de identificar y prevenir el desarrollo de tumores cutáneos.

El llamado fotoenvejecimiento actínico o extrínseco, el provocado por el daño solar o por la exposición a los rayos ultravioleta, es causa de numerosas imperfecciones estéticas y de los cambios en la piel asociados a la edad, pero también tiene una importante relación con el desarrollo de tumores.


Después del verano, los médicos estéticos consideran que "es el momento de realizar algunas acciones para nutrir y reforzar las defensa del tejido cutáneo".

En este sentido, recuerdan que a edades tempranas ya pueden aparecer los primeros síntomas de este fotoenvejecimiento, tales como manchas solares, lentigos, capilares, queratosis o arrugas, y los lugares más frecuentes son cara, cuello, escote o manos.

Todos estos signos son benignos pero deben ser "tratados y controlados" para evitar su degeneración en problemas de mayor importancia.


Para prevenirlos, la SEME recuerda la importancia de comer frutas y verduras, que son fuente importante de antioxidantes y permiten detener la acción de los radicales libres causante de la oxidación de los tejidos, usar filtros solares, tanto en cremas o geles, como en comprimidos, ingerir suficiente líquidos, principalmente agua, practicar ejercicio físico suave, evitar el consumo de tabaco y limitar el alcohol.

 

También es importante mantener una buena higiene de la piel,realizar una buena hidratación y renovación celular ,el uso de cremas adecuadas a cada tipo de piel y el consejo de un profesional de la estética a la hora de tratar la Piel.